Siempre digo que me gusta entrenar solo, y es así, no lo niego, es algo que llevo haciendo desde hace años y además tampoco puedo meter a los amigos en entrenamientos infernales de esos que me pego. Pero claro, a veces también me gusta salir acompañado. Es como ver una peli en casa, claro que la puedes ver solo, pero si la ves acompañado pues también mola!

Ahora que estoy un poco más relajado, después de terminar el Ironman de Lanzarote del pasado 21 de mayo, puedo tomarme la libertad de hacer salidas en bici buscando acompañantes para compartir kilómetros. Así que esta mañana he mirado los entrenamientos que le había puesto a uno de mis pupilos y le he llamado para salir con él.

Relacionado: Crónica del Ironman de Lanzarote:  Análisis por sectores

No ha sido un entrenamiento fácil para mi. Las piernas aún las tengo resentidas desde el Ironman de Lanzarote, y además llevo comiendo Nutella y galletas de chocolate sin parar desde que pasé por la meta, lo que ha hehco que la báscula también se resienta con un par de kilitos de más.

He salido con Jose Manuel, un apasionado del deporte que el año pasado se estrenó haciendo triatlón de media distancia y que este año contactó conmigo para enfrentarse a su primer Ironman en Copenhague. Llevamos trabajando juntos varios meses y aunque vivimos en la misma ciudad , pocas veces hemos coincidido haciendo deporte. Sólo a través de Training Peaks le controlo lo que va haciendo y veo sus avances.

Y vaya si hay avances…

Estamos en la última fase de entrenamiento de un ciclo que le he preparado hasta el Media Distancia de Madrid del próximo 19 de Junio. Llevamos trabajando estímulos «por arriba y por abajo», como dice mi amigo Carlos, para en esta semana y las que quedan hacer pequeños recordatorios y trabajar sobre todo en zonas de competición. Todo bien controladito.

Y sinceramente, me he llevado una grata sorpresa. Puestos los dos en paralelo, sin hacer relevos ni nada, ha conseguido mantenerme un ritmo estable de vatios (que yo le iba indicando en todo momento) para cascarse una hora de trabajo en la zona marcada a 34,2km/h. Genial!!!!

Así que hoy estoy contento. Jose Manuel es constante y no me falla en los entrenamientos y eso, en días como hoy, salta a la luz. Podría haber ido más rápido, o haber hecho más vatios, no lo dudo, pero hemos hecho lo que estaba marcado, ni más ni menos, con unos resultados espectaculares.

Y tú, ¿sales en bici o entrenas en bici?

Si te gusta el deporte y tienes dudas sobre cómo mejorar en tus entrenamientos aquí te dejamos unos enlaces que te servirán de ayuda: