Entré por la puerta del teatro pensando que llegaba tarde a las charlas. Al entrar miré a la izquierda y en unas sillas de plástico, sentado con el cuerpo inclinado hacia delante y con la tablet en las manos estaba Denis Urubko. El corazón se me agitó, me acerqué lentamente y dije su nombre. «¿Denis?». Él levantó la cabeza y como si lo conociese de todo la vida dí dos pasos firmes hasta ponerme a su altura y poder darle la mano con un apretón sujeto con las dos manos que me supo a gloria.

Hace años vi un documental sobre el rescate a Iñaki, un himalayista Navarro que perdió la vida en el Annapurna. En el intento de rescate uno de los alpinistas que rápidamente se puso en marcha para intentar salvarle la vida a Iñaki era un tal Denis Urubko.

Denis Urubko es ruso y en su infancia tuvo muchos problemas de alergia y de asma lo que les hizo a él y a su familia tener que cambiar su residencia en varias ocasiones. Así encontraron un sitio donde Denis dejó de tener problemas respiratorios, y no sólo eso, sino donde había picos  a los que subir. Desde muy pequeño y con amigos ya empezó a subirse a las cimas más altas de los alrededores, en la Rusia más oriental.

Año tras año ha ido conquistando cimas y se ha convertido en uno de los pocos hombres en subir los 14 ochomiles sin oxígeno.

En las Jornadas de Montaña y Aventura de Cabra pudimos conocerle más de cerca. Una persona sencilla, con una mirada de humildad y de cercanía que a todos nos emocionó. Sólo con ver cómo inclinaba la cabeza al saludarte ya ves la calidad humana que hay detrás de este montañero.

Nos contó su vida, sus experiencias y sus cimas acompañado de otro grande, Alex Txikon, al que ya tuvimos la suerte de conocer el año pasado como ponente en estas jornadas. Su pasión por ponerse retos e intentar hacer cumbre por sitios nuevos y por los que no haya subido antes nadie. Sus carreras de velocidad. Impresionante.

Nos contó cosas como que no bebe agua durante las expediciones, sólo bebe al despertar y al acostarse, pero no en mitad del ascenso o descenso. Así ha llegado a estar hasta 39 horas sin beber agua.

Quiero agradecer al pueblo de Cabra y en especial al Club Cima 2000 el que cada año nos acerquen a los más importantes alpinistas, escaladores, corredores y aventuraros a sus Jornadas.

Gracias Denis! El año que viene, por supuesto,no me lo perderé!!

Este año hará montaña, eso seguro, e intentaré enganchar a la gente que entreno de #impulsatufisico. Puedes seguirnos y ver lo que hacemos en este enlace: https://www.facebook.com/grupodeentrenamientoimpulsatufisico/