Para mantener tu bicicleta al día en cuanto a revisiones y limpieza no hay que ser el sobrino de «Mister Proper», basta con hacer algunas cositas como las que os voy a mostrar y podrás lucir la bici siempre como nueva.

  • Engrasar las partes móviles: es fundamental tener la bicicleta con todas sus partes móviles engrasadas. En las de carretera pues pedales, horquilla y pedalier y en mtb además las uniones móviles que pueda tener el cuadro, sobre todo en las de doble suspensión.
  • Engrasar la cadena: para eso puedes buscar aceite o cera, específica para bicicletas, y antes de salir con tu bici a entrenar engrasarla bien. Sobre todo es importante engrasar la cadena porque alargará su vida y no te dañará los piñones o platos. Si no la engrasas haces que se vaya comiendo los piñones y una vez te empiecce a saltar la cadena en la transmisión tendrás que cambiar´tanto la cadena como casette o incluso platos, con lo que el gasto será mucho más elevado.
  • Quitar la grasa acumulada: No solo hay que engrasar y engrasar sin piedad, sino que hay que limpiar bien la bici antes de volver a engrasarla para que no se formen «pegotes» de grasa entre los piñones o platos o en las roldanas y resto de partes de la transmisión. Puedes usar un cepillo de dientes antiguo para eliminar el polvo mezcaldo con la grasa que se acumula en las zonas más escondidas. Como opción más socorrida es irte a una gaolinera y darle con agua a presión. Puedes hacerlo, a ser posible sin jabón, pero no abuses.
  • Limpiar la bici: Creo que para explicar esto mejor ver este vídeo sobre Cómo limpiar una bicicleta
  • Revisar las horquillas: Esto solo deberían hacerlo los mecánicos de las tiendas, más que nada porque hay que desmontar la horquilla y no son todas iguales.